El objetivo del proyecto incluye tres componentes principales:

  • Eliminar la brecha tecnológica que existe actualmente en la tecnología de perforación de pozos, específicamente para la extracción de fluidos que se ubican a profundidades menores a 1,000 metros y que registran altas temperaturas (100 a 180°C).
  • Incorporar la tecnología de fluidos aireados en el proceso de perforación de pozos para eliminar la probabilidad de daños en la permeabilidad del estrato productor.
  • Diseñar una metodología de perforación que identifique las variables de riesgo y apoye, a través de una herramienta automatizada de análisis e interpretación de datos, la toma de decisiones oportunas y acertadas en proyectos de perforación.