Análisis de factibilidad y desarrollo de un prototipo de proyecto demostrativo del uso de energía geotérmica para climatización de invernaderos

Número de proyecto

P10

Título de proyecto

Análisis de factibilidad y desarrollo de un prototipo de proyecto demostrativo del uso energía geotérmica para climatización de invernaderos

Tipo de proyecto

Estratégico

Línea de investigación

Usos directos del calor geotérmico

Responsable de proyecto

Abelardo Mercado Herrera

Institución

Universidad Politécnica de Baja California, UPBC

Instituciones y/o empresas asociadas

Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias, INEEL

Secretaría de Fomento Agropecuario de Baja California, SEFOA

Antecedentes y justificación

La geotermia es una fuente alterna de energía utilizada extensivamente dentro el sector energético mundial. La principal razón de la utilización de este recurso radica en que este puede ser ampliamente aprovechado para cubrir diversas necesidades de temperatura para diferentes sectores. Actualmente el sector primario tiene grandes necesidades de implementar tecnologías eficientes para incrementar la producción de cultivos, ejemplo de esto son los invernaderos. Debido a sus características permiten mantener climas idóneos para el desarrollo de las plantas sin embargo, en algunas regiones durante el invierno dar calefacción a un invernadero es un requisito esencial para el crecimiento y desarrollo adecuado del cultivo.

Diferentes investigadores han estudiado sistemas de calefacción en invernaderos empleando métodos pasivos (Hussaini y Suen, 1998; Ismail y Goncalves, 1999; Santamouris et al, 1994a, b; Tiwari. y Dhiman, 1986; Abak et al, 1994) y activos (Bargach et al, 2000;. Connellan, 1986; Santamouris et al, 1996;. Kurpaska y Slipek, 2000; Jain y Tiwari, 2003).

Entre la calefacción pasiva el uso de cortinas térmicas es uno de los medio más prácticos y apropiados para reducir la necesidad de calefacción en un invernadero (Zhang et al., 1996). El aislamiento proporcionado por la cortina ayuda en la retención de la energía térmica cerca de las plantas y evita las pérdidas de calor por radiación al cielo además de que mantiene una mejor distribución del calor en el interior del invernadero (Nelson, 1985). El efecto principal de la cortina es proporcionar resistencia térmica por lo que se reduce el coeficiente global de perdidas de transferencia de calor a los alrededores (Arinze et al., 1986).

Una cortina colocada entre el cultivo y la cubierta estructural del invernadero se llama cortina térmica, mientras que una cortina externa se coloca entre la cubierta y el invernadero. Los resultados experimentales (Bailey, 1981;. Roberts et al, 1981) y los resultados analíticos (Chandra y Albright, 1980; Seginer y Albright Louis, 1980) apoyan el uso de cortina térmica para la conservación de la energía en el invernadero. Además de la utilización de la cortina térmica para disminuir las pérdidas de calor en el invernadero se requiere para dar calefacción al suelo. La condición del suelo influye en la disponibilidad, absorción, utilización de elementos minerales, germinación de semillas y el sistema radicular de la planta (Buckman y Brady, 1971). Por otra parte, suelo actúa como una superficie radiante por que emite calor al ambiente del invernadero (Pucar, 2002).

Experimento en el que los tomates se cultivaron en condiciones arraigadas cálidos indican que el crecimiento y el total de rendimiento se incrementaron en comparación con las plantas cultivadas en invernadero caliente y calefacción convencional (Janes et al., 1981). Teniendo en cuenta el aumento de la temperatura en aérea parte de las plantas, así como suelo en el invernadero, agua al intercambiador de calor de aire (Saravia et al., 1997) y la explotación de la energía geotérmica (George et al., 1999) siempre que esté disponible con la ayuda de tubo de polietileno puede ser la opción adecuada, debido a la capacidad térmica mayor de agua.

Por otra parte la energía geotérmica es una fuente de energía muy económica capaz de satisfacer las necesidades de calefacción de un invernadero. Sin embargo debido a la alta concentración de sales, utilizar sistemas de intercambio de calor geotérmicos, presenta problemas de corrosión y de incrustaciones en las tuberías de acero. Por lo tanto los tubos de polietileno pueden ser una alternativa viable para la utilización de la energía geotérmica extraída por agua, sin que esta supere los 100 C.

Se ha estudiado el calentamiento de invernadero mediante aire, aprovechando el proceso de intercambio de calor de un fluido caliente que pasa por tubos de polietileno y son colocados cerca de las plantas cultivadas. Este método presenta la ventaja de calentar el suelo y a la planta. El utilizar sistemas de calefacción por agua caliente proveniente de un recurso geotérmico y cortinas térmicas dentro del invernadero proporciona resultados satisfactorios, además de prevenir la congelación y mantener un crecimiento optimo del cultivo a pesar de presencias de heladas (Adaro et al., 1999).

El sistema de climatización de un invernadero geotérmico y la cortina térmica puede incluir una mejora adicional cubriendo las plantas con manta térmica (Barral et al., 1999). Como resultado el volumen del espacio de aire a calentar disminuye por lo que se incrementa la eficiencia del sistema. Una manta térmica está hecha de un material sintético transparente ligero y no impermeable. El proceso de montaje de la manta es fácil y no es mucho tiempo.

El uso mundial de la energía geotérmica para calefacción de invernaderos aumentó un 10% de la capacidad instalada y el 13% de la energía anual utilizada en los últimos 10 años. La capacidad instalada es de 1.544 MWt y 23.264 TJ / año en energía. Para el 2010 un total de 34 países han utilizado sistemas de calefacción geotérmicos en invernaderos, los países líderes en anual el consumo de energía son: Turquía, Rusia, Hungría, China e Italia. Los principales cultivos en invernaderos son hortalizas y flores, sin embargo, las plántulas de árboles (EE.UU.) y frutales como plátanos. Los países desarrollados están sufriendo la competencia de los países en desarrollo debido a los costos de mano de obra siendo menor, uno de los principales costos de operación de estas instalaciones. El uso de un requerimiento energético medio, determinado a partir de WGC2000 datos de 20 TJ / año / ha para calefacción de invernaderos, el 23.264 TJ / año corresponden a cerca de 1.163 hectáreas de invernaderos con calefacción en todo el mundo – un aumento de 16,3% respecto a 2005.

Justificación

La energía geotérmica hoy en día es utilizada como un medio para generar electricidad en más de 24 países, además de una gran variedad de actividades de aprovechamiento del calor geotérmico directo (e.g., bombas de calor geotérmicas para acondicionamiento de espacios, acuacultura, agricultura, industria, etc.), se estima que en 78 países se utiliza de esta forma. México es líder internacional en generación de electricidad con geotermia, ocupa el cuarto lugar en el mundo con 958 MW instalados, sin embargo el uso directo del calor geotérmico es marginal, ascendiendo a solo 156 MW, lo que representa una fracción sumamente pequeña de su potencial nacional. Su uso se delimita principalmente en balneología y balnearios.

Por otro lado, a nivel internacional los sistemas de climatización por geotermia representan el 68.3% en capacidad instalada de todos los usos directos del calor geotérmico y el 47.2 % en utilización de la energía geotérmica. A pesar de lo anterior, actualmente no se tiene ningún sistema de climatización geotérmico instalado en México (Lund et al.).

Actualmente la agroindustria nacional, ha mostrado un cierto interés por sistemas de climatización de invernaderos, esto debido a la necesidad de utilizar medios para asegurar la temperatura interna óptima de cosecha. El indiscutible calentamiento global, los constantes incrementos de precios en las tarifas eléctricas, la falta de energía eléctrica en ciertas zonas del país, entre otros motivos, han originado una búsqueda por tecnologías de climatización sustentables.

Un sistema de climatización geotérmico se compone de una o varias máquinas que proporcionan calefacción y enfriamiento a espacios, pudiendo ser con un mismo equipo. La energía geotérmica es aprovechada como un sumidero o una fuente térmica dependiendo el peral de temperatura en el suelo que se tenga. Un ejemplo son las bombas de calor geotérmicas (BCG), que son altamente eficientes ya que por cada kW de electricidad consumido, aportan o extraen 3-4 kW de energía térmica del espacio acondicionado, ahorran de 33 a 70% de electricidad, y además reducen las emisiones de gases de invernadero y la demanda eléctrica de la red.

Actualmente, las BCG representan la tecnología geotérmica de mayor crecimiento en el mundo, son competitivas, tienen bajos costos de operación, son durables y confortables, de bajo, amigables con el ambiente y requieren de poco espacio, y pueden ser instaladas en prácticamente en cualquier sitio.

Por otra parte existen BCG directas, las cuales no requieren de una máquina que realice el efecto de producción de frío o de calor, estas aprovechan el diferencial de temperaturas entre el recinto y el suelo mediante un intercambiador de calor directo. La ventaja de estos sistemas es que el consumo de energía eléctrica es mínimo y no requieren de inversiones elevadas. Su principal desventaja es que en dependencia del perfil de temperatura y el volumen de espacio acondicionar vuelve prohibitivo instalar estos sistemas debido a la gran área de transferencia de calor que requiera el intercambiador de calor del suelo.

Este proyecto se plantea como objetivo evaluar y demostrar el potencial de aplicación y de ahorro de energía en la agroindustria al implementar sistemas de climatización de invernaderos en la Región Norte de México, utilizando geotermia de baja entalpía. Como alcance se plantea generar una propuesta de un sistema de climatización de invernaderos, basado en un modelado matemático y simulación del sistema (análisis teórico), así como el diseño, construcción, análisis operativo y funcionamiento del prototipo.

Posteriormente se buscará madurar la tecnología hasta tener un escaparate de la misma, el cual catalice la transferencia tecnológica y la generación de nuevas empresas que comercialicen el equipo. La propuesta desarrollada será capaz de aportar y de proponer soluciones alternas a los esquemas que se tienen actualmente y podrá contribuir con el crecimiento económico, social y tecnológico de nuestro país.

Hasta la fecha no se ha realizado ningún proyecto de este tipo de climatización de invernaderos en México por lo que sería un proyecto pionero y con un enorme potencial de mercado ya que la tecnología se usa muy exitosamente en diversos países y es sumamente eficiente. Por lo anterior el presente proyecto tiene por objetivo evaluar y demostrar el potencial de aplicación y de ahorro de energía de sistemas de climatización de invernaderos aprovechando el calor geotérmico como una tecnología altamente eficiente para aplicaciones agroindustriales en la Región Norte de México.

Objetivos y metas

El objetivo del proyecto contempla un análisis de factibilidad técnica-económica, una comparación de tecnologías, la generación de una propuesta y el desarrollo de un proyecto demostrativo del uso del calor geotérmico para climatización de invernaderos para satisfacer la demanda térmica de un invernadero típico en México.

Objetivos específicos

  • Determinar el estado del arte de los sistemas de intercambiadores de calor geotérmico para generar una propuesta tecnológica a desarrollar.
  • Determinar el estado del arte de los invernaderos en México para establecer un modelo típico.
  • Determinar el estado del arte de los sistemas de acoplamiento entre espacios a acondicionar y sistemas de climatización geotérmicos (pudiendo ser manejadoras, suelo radiante, difusores, etc).
  • Realizar un estudio teórico del sistema, que consiste en el modelado, simulación y optimización para encontrar las mejores condiciones de operación y diseño del sistema de intercambio de calor geotérmico, el sistema de acoplamiento y el sistema de acondicionamiento del aire interno del invernadero.
  • Realizar un estudio teórico de un invernadero típico en México que consiste en el modelado y simulación para predecir el comportamiento térmico a lo largo de un año.
  • Realizar un estudio del salto térmico de un invernadero típico en México.
  • Realizar el diseño, armado, adecuación, instrumentación y prueba de un proyecto demostrativo de un sistema de climatización geotérmico.
  • Utilizando el prototipo experimental, desarrollar un proyecto demostrativo que nos sirva de escaparate para catalizar la trasferencia de la tecnología y la creación de nuevas empresas que comercialicen la innovación tecnológica propuesta.
  • Realizar un estudio para definir el impacto social, económico y ambiental con la propuesta generada.

Análisis de factibilidad, comparación de tecnologías, estudio de mercado y desarrollo de un proyecto demostrativo de bombas de calor geotérmicas para acondicionamiento de espacios habitacionales y comerciales en las regiones centro y norte de México

Número de proyecto

P13

Título de proyecto

Análisis de factibilidad, comparación de tecnologías, estudio de mercado y desarrollo de un proyecto demostrativo de bombas de calor geotérmicas para acondicionamiento de espacios habitacionales y comerciales en las regiones centro y norte de México

Tipo de proyecto

Estratégico

Línea de investigación

Usos directos del calor geotérmico

Responsable de proyecto

Vicente Torres Luna

Institución

Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias, INEEL

Instituciones y/o empresas asociadas

Universidad Politécnica de Baja California, UPBC

Antecedentes y justificación

La energía geotérmica se usa hoy en día para generación de electricidad en más de 24 países y en una gran variedad de actividades del uso del calor geotérmico (e.g., bombas de calor geotérmicas (BCG) para acondicionamiento de espacios, acuacultura, agricultura, industria, etc.) agrupadas bajo el nombre genérico de usos directos en unos 78 países. México es líder internacional en generación de electricidad con geotermia ocupa el cuarto lugar en el mundo con 958 MW e instalados, sin embargo el uso directo del calor geotérmico es marginal, ascendiendo a solo 156 MWt, lo que representa una fracción sumamente pequeña de su potencial nacional y su uso principal es en balneología y balnearios. Por otro lado, las BCG a nivel internacional representan el 68.3% en capacidad instalada de todos los usos directos del calor geotérmico y el 47.2 % en utilización de la energía geotérmica. Sin embargo, a pesar de lo anterior, actualmente no se tiene ninguna BCG instalada en México.

Las BCG son máquinas térmicas que proporcionan calefacción y enfriamiento de espacios con un mismo equipo aprovechando energía geotérmica de muy baja temperatura (5-25°C). Son altamente eficientes ya que por cada kW de electricidad consumido, aportan o extraen 3-4 kW de energía térmica del espacio acondicionado, ahorran de 33 a 70% de electricidad, y además reducen las emisiones de gases de invernadero y la demanda eléctrica de la red. Actualmente, las BCG representan la tecnología geotérmica de mayor crecimiento en el mundo, son competitivas, tienen bajos costos de operación, son durables y confortables, de bajo mantenimiento, amigables con el ambiente y requieren de poco espacio, y pueden ser instaladas en prácticamente cualquier parte.

Algunos de los ejemplos más notorios de su uso incluyen las 6749 casas equipadas con BCG en Ontario, Canadá en 1990; el Hotel GaltHouse East Hotel, Louisville, KY , EUA con 161,650 m²; 600 cuartos; 100 departamentos y 89,000 m² de oficinas; las Oficinas de control de tráfico aéreo del Aeropuerto de Frankfurt, Alemania con 57,800 m² y 340 kW para A/C y 330 kW de calefacción; la Estación Pacífico del Metro Madrid, España, con 1,090 m² de espacio y la Universidad de BallState en Muncie, Indiana, EUA que está 100% acondicionada con BCG, y el Palacio de Buckingham en Londres, UK.

Justificación

Actualmente en México no se cuenta con ninguna Bomba de Calor Geotérmico. Sin embargo las BCG se usan comercialmente en más de 43 países para acondicionamiento de casas, escuelas, hoteles, universidades, centros comerciales, aeropuertos, hospitales, etc., y hacia principios de 2010 su capacidad instalada alcanzó los 33,134 MWt con un uso de energía de 200,140 TJ/año, mientras que en 2005, las BCG se usaban en 33 países, con una capacidad instalada de 15,384 MWt y un uso de energía de 87,503 TJ/año (Lund, et al., 2011). Estas cifras indican un crecimiento de la capacidad instalada de 2.19 veces a un ritmo promedio anual de 23.1 %, y un crecimiento de uso de energía de 2.29 veces a un ritmo promedio anual de 25.8%.

Los países líderes en unidades instaladas son EUA, China, Suecia, Alemania y Suiza, y su uso ha sido muy exitoso desde ya varios años en los sectores residencial, comercial y de servicios, donde se ha demostrado una reducción considerable en costos operativos y ahorros sustanciales en el consumo de electricidad. Es así que las BCG representan el segmento de la tecnología geotérmica de mayor crecimiento a nivel mundial. Es difícil precisar el número de BCG instaladas en el mundo.

En el Congreso Mundial de Geotermia de 2010 se estimo que existen 2.94 millones de unidades en el mundo de 12 KW de capacidad. (Lund, et al., 2011). Existen más de 550,000 BCG acopladas al subsuelo (GCHP), 80 % son unidades domesticas y se instalan más de 66,000 unidades nuevas cada año, aunque en China las ventas de acondicionadores de aire para habitaciones (room air conditioners), ascendieron a 27 millones de unidades en 2009 y se estima que globalmente existen 800 millones de BC instaladas, incluyendo unidades para habitación, enfriadores y bombas de calor para calefacción de espacio y de agua. En EUA se instalaron 121,434 BCG en 2008 y existen al menso 1 millón de unidades instaladas: 70% en edificios residenciales y 30% en edificios comerciales e institucionales; 90% son de circuito cerrado conectado a tierra (45% vertical, 45% horizontal) y 10 % son de circuito abierto (agua subterránea), y se estima que para el 2016 se instalen 1 millón de unidades por año. Globalmente, se contemplan 3.5 billones de unidades instaladas en 2050 en el sector residencial para calefacción, A/C y agua caliente doméstica (García y Martínez, 2011).

En México se han efectuado estudios y desarrollo de tecnología de bombas de calor de tipo compresión mecánica, absorción y transformadores térmicos por el Instituto de Investigaciones Eléctricas y la CFE operando con energía geotérmica. Sin embargo, dichos estudios no fueron orientados al acondicionamiento de espacios (García-Gutiérrez et al., 2010).

La tecnología de las BCG está bien establecida internacionalmente después de mas de 40 años de popularidad en EUA y Europa principalmente y existe suficiente conocimiento sobre su tecnología para aplicarla en México con alto valor de ahorro de energía, uso sustentable basado en una fuente alterna de energía, retorno de capital satisfactorio y apoyo a la economía de los usuarios. Por ello, se considera que el riesgo del proyecto en general es muy bajo, tanto en tecnología como en equipos y materiales requeridos. El proyecto se considera pionero en México y una alternativa viable para acondicionamiento de espacios en forma eficiente y económica.

Objetivos y metas

El objetivo del presente proyecto consiste en “Evaluar y demostrar el potencial de aplicación y de ahorro de energía de las Bombas de Calor Geotérmicas en sus diferentes configuraciones, como una tecnología limpia, sustentable y altamente eficiente para acondicionamiento de espacios habitacionales y comerciales en la Región Centro y Norte  de México”.

Objetivos específicos

  1. Generar un proyecto demostrativo de Bombas de Calor Geotérmicas (BCG) instalado, evaluado y operando en el país.
  2. Desarrollo de un paquete tecnológico para BCG, con el fin sentar las bases para introducir en México la tecnología BCG, a partir de la caracterización de sitios seleccionados y la evaluación de los sistemas demostrativos.
  3. Realizar un estudio técnico-económico de la factibilidad de las BCG.
  4. Realizar un estudio comparativo contra tecnologías convencionales de acondicionamiento de espacios.
  5. Realizar un estudio del mercado potencial de la aplicación de las BCG en México.
  6. Formación de recursos humanos especializados.
  7. Difusión y publicación de resultados.

Metas

  1. Un proyecto demostrativo pionero de dos BCG evaluadas y operando.
  2. Un sistema de BCG para capacitación y evaluación, con el equipo y herramientas  necesarias para la asimilación de la tecnología.
  3. Una base de datos útil para diseño y operación y un estudio técnico- económico sobre el comportamiento de las BCG operando en los modos de calefacción y enfriamiento (aire acondicionado), con evaluación de los ahorros reales de electricidad y reducción equivalente de emisiones de gases de efecto invernadero.
  4. Un estudio de factibilidad técnico-económica de la aplicabilidad de las BCG en México.
  5. Un estudio comparativo entre las tecnologías convencionales de acondicionamiento de espacios y las BCG en el norte y centro de México.
  6. Un estudio del mercado potencial de las BCG en los sectores de potencial aplicación del norte y centro de México.

Diseño de sistema modular para el acondicionamiento de espacios habitacionales mediante el aprovechamiento de la energía geotérmica

Número de proyecto

P22

Título de proyecto

Diseño de sistema modular para el acondicionamiento de espacios habitacionales mediante el aprovechamiento de la energía geotérmica

Tipo de proyecto

Estratégico

Línea de investigación

Usos directos del calor geotérmico

Responsable de proyecto

Héctor Javier González Licón

Institución

Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, UMSNH

Instituciones y/o empresas asociadas

Cooperativa de Diseño

Antecedentes y justificación

Una de las principales fuentes de emisión de gases de efecto invernadero es a causa de la necesidad de acondicionar térmicamente espacios habitables que permiten la realización de actividades humanas dentro de los parámetros de confort térmico. Existen muchas prácticas en la edificación sustentable para reducir los impactos ambientales relacionados a las necesidades y actividades humanas.

El declive de las energías fósiles ha llevado a la búsqueda por desarrollar tecnologías limpias que ayuden a preservar el medio ambiente. Una de las tecnologías renovables que más se ha desarrollado en México es la energía proveniente de la tierra, que debido a las condiciones geográficas del país y su alta actividad geotérmica, representan un valioso recurso que podría ser aprovechado y que sin embargo solo ha desarrollado y explotado los recursos geotérmicos de alta entalpia.

La energía geotérmica de baja entalpia es una fuente eficiente e inagotable, que se encuentra almacenada por debajo de la superficie de la tierra. Es una energía limpia que aprovecha el calor del subsuelo para transferirla al interior de los espacios habitables y climatizarlos de forma ecológica, permitiendo un ahorro del 75% en el recibo de energía y la reducción de emisiones de CO2, derivadas de la quema de combustible fósiles para la generación de energía eléctrica. Las Bombas de Calor Geotérmico representan una alternativa para la generación de confort térmico que sin uso de combustibles fósiles que está reemplazando los sistemas eléctricos actuales los cuales son ineficientes y rápidamente obsoletos.

La presente investigación presenta un estudio sobre la tecnología y propone un modelo de integración para el desarrollo e instalación de las Bombas de Calor Geotérmico.

Uno de los paradigmas que presenta la vivienda en el México actual, es el de los avances tecnológicos en la construcción. Es ahí donde el país requiere balancear el desarrollo de tecnologías en los asentamientos humanos, con la protección y conservación del medio ambiente y el desarrollo sustentable.

México necesita que sus viviendas y ciudades generen una alta calidad de vida a la población, conservando su identidad, proyectando la transformación de su insumo energético a partir de combustibles fósiles hacia uno sustentable.

La energía es el alma de la vivienda, es el tejido conductor de la era tecnológica, alimenta nuestro estilo de vida moderno. Actualmente se busca promover fuentes renovables de energía y la optimización de las mismas. Este cambio podría liberarnos de la dependencia de petróleo y combustibles fósiles. El reto para adoptar estos avances no es tecnológico ni económico, si no de carácter cultural e institucional.

Las aplicaciones de la EG se encuentran en varios sectores que van desde el calentamiento del hogar hasta el deshielo de carreteras. Muchos países han implementado el uso de bombas de calor para casos simples de calentamiento de espacios.

En el 2005 el uso de EG produjo un ahorro anual de 170 millones de barriles de petróleo (25.4 millones de toneladas) y 24 millones de toneladas en emisiones de carbono a la atmósfera. ((Lund, 2010))

En 2010, el uso directo de EG tuvo un incremento significativo al registrarse en 78 países, de los 72 países reportados en el 2005, los 58 en 2000 y los 28 en 1995. Su uso resulto en un incremento del 60.2% con respecto al 2005, incrementando a un ritmo de 9.89% anual, el 42% fue utilizado en bombas de calor, 25.8% en balneología, 14.9% en acondicionamiento climático del espacio (del cual el 85% fue para redes distritales).

En Islandia el uso de EG provee el 62% del principal suministro de energía, siendo el uso directo los sistemas de climatización de espacios el más importante cubriendo el 89% del país. En Reykjavik, 197,404 personas se benefician con un sistema distrital.

A nivel mundial los edificios consumen alrededor del 40% de la energía (Omer, 2008), la mitad de esta es consumida por sistemas de aire acondicionado (Zhai, Qu, Yu, Yang, & Wang, 2011). En Europa el 30% de la energía se consume en sistemas de calefacción, representando el 75% de la energía utilizada en un edificio. ((Fridleifsson, 2007)) por lo que con un sistema basado en EG (o alguna otra energía alternativa) se podría generar un ahorro considerable. Según la Secretaria de Energía con datos de la Comisión Federal de Electricidad el sector residencial es el segundo consumidor de energía en el año 2011, la cual es usada principalmente en la climatización de espacios.

Son muchos los países que han implementado el uso de sistemas de acondicionamiento a partir de la EG. En Estados Unidos la instalación más grande se realiza en Indiana, en Ball State University donde se han instalado 4100 bucles verticales para la climatización de 40 edificios utilizando bombas de calor. Mientras que en Korea del Sur algunas Universidades privadas han instalado grandes sistemas de calefacción sin subsidio del gobierno para reducir costos.

FALTA TABLA

(“Ventas_Internas_de_Energia_Electrica.pdf,” n.d.).

En Italia la climatización y acondicionamiento de espacios ha implementado el uso de EG principalmente por medio del uso de bombas de calor y debido al interés de la comunidad de diseñadores presente así como la disminución de costos que representan el uso de los sistemas.

El uso de bombas de calor (BCG) creció 2.29 veces entre 2005 y 2010 a un ritmo anual del 18%. Su coeficiente de rendimiento (COP) tiene valores típicos de 3 a 4 aunque se han reportado valores de 10. De ahí que puedan proveer ahorros de entre el 50 y el 75% pues solo la energía utilizada en el compresor es la que genera un costo, mientras que la del subsuelo es gratuita. ((Quijano-León, Barragán-Reyes, & GutiérrezNegrín, 2005)

Hoy en día en cualquier lugar podemos usar la EG para climatización de espacios. Mientras el petróleo y el suministro de gas aumente de precio, la energías alternativas como lo es la EG se convertirán en alternativas energéticas viables y económicas. Actualmente la eficiencia de estos sistemas de aprovechamiento de la EG se encuentra entre el 25% y el 50% buscando superar esta eficiencia. (Mitchell, 2006)

El uso de esta tecnología proporciona beneficios económicos, tecnológicos, energéticos, ambientales, sociales, ya que constituye la mejor opción para la eficiencia de sistemas de calefacción y aire acondicionado, evitando también 1.2 billones de toneladas de CO2 anuales que equivalen a 6% de la emisión global de CO2.

El reto actual de estos sistemas en México no esta relacionado a su desarrollo técnico, sino hacia la implementación de un sistema que cumpla con las características necesarias para hacer llegar esta tecnología a usuarios potenciales de una forma atractiva, representando un ahorro económico, evitando así el uso de combustibles fósiles reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero.

Estado del arte

Dentro de las energías renovables, la energía geotérmica (EG), es una de las pocas capaz de proveer recursos constantemente con el mínimo impacto visual y ambiental en comparación a la solar, biomasa y eólica, principalmente porque esta contenida en el subsuelo y los sistemas de transferencia de calor son relativamente compactos, reduciendo la huella del sistema. Se considera una fuente de energía limpia por no producir óxidos de nitrógeno o de azufre. Se estima que cada 1,000 MW generados con geotermia evitan la emisión anual a la atmósfera de aproximadamente 860 toneladas de diversas partículas contaminantes y de 3.5 millones de toneladas de CO2. (Instituto de Investigaciones Eléctricas) La EG busca remplazar otras formas de energía, especialmente el uso de combustibles fósiles. Para muchos países conlleva hacia la reducción de la dependencia en combustibles importados así como la eliminación de contaminantes como partículas y gases de efecto invernadero.

El uso de E.G. para la climatización de espacios incrementó del 2005 al 2010 un 24% en el numero de instalaciones y en un 14% en su aprovechamiento anual de energía. Los líderes en cuanto a la aplicación a nivel distrito son Islandia, China, Turquía, Francia y Rusia mientras que países como Italia, Estados Unidos y Georgia se encuentran entre los mayores usuarios de acondicionamiento climático a nivel individual.

En México la mayor parte de la E.G. se utiliza para la producción de electricidad mientras que otros de sus usos directos se encuentran en un rezago de desarrollo a excepción de su aplicación en balnearios, o para usos terapéuticos y recreativos. El uso de bombas de calor es mínimo. La aplicación de sistemas de acondicionamiento tanto distritales como individuales son escasos debido a que las temperaturas a lo largo de la mayoría del país son templadas. Existen casos extremos en los que el uso de estos sistemas representa un cambio hacia energías renovables y de menor impacto ambiental.

Actualmente los costos de un sistema para casas unifamiliares que integra una BCG es oscila entre los 500 y 850 USD/KW y pueden aumentar hasta los 1700USD/KW en una unidad de circuito cerrado horizontal. El costo promedio para una vivienda de 200 m2 es de 12,500 € para una temperatura ambiente de -5°C y de 10,000 € para 0°C (Mañon, 2010). Boyd y Lienau (1995) estimaron que el periodo de retorno de capital para una BCG es de 6.8 años en el sector residencial.

Objetivos y metas

El objetivo del proyecto será encontrar soluciones a problemas y necesidades desde la óptica del diseño industrial que detonen innovaciones en la manera de climatizar ambientes en zonas con climas extremos mediante el aprovechamiento de la energía geotérmica. Consiste en el diseño de un innovador sistema modular de climatización de ambientes para casa habitación mediante el uso de esta. Las oportunidades generadas en este proceso arrojarán un sistema con alto valor de diseño. a partir de la humanización de la tecnología y a través de su integración por medio del diseño. Incrementar el uso directo de EG en sistemas de uso doméstico proveyendo una alternativa para incrementar el potencial geotérmico nacional.

Objetivos generales

El objetivo del presente proyecto es de desarrollar un modelo de integración que ofrezca la capacidad para instalar sistemas de Bombas de Calor Geotérmico (BCG). Dicho modelo de integración será capaz de:

  • Entender las necesidades específicas de cada proyecto.
  • Diseñar y calcular sistemas e integrar los diferentes componentes para su instalación.
  • Plantear la ruta critica para la instalación del sistema.
  • Ofrecer un cálculo de costos de inversión, retorno de inversión y ahorro.
  • Llevar a cabo la instalación a detalle en sitio del sistema completo.
  • Diseño de un sistema modular de paneles de techo y pisos radiantes.

Objetivos particulares

  • Mostrar la presencia actual de las BCG en México y el escenario a nivel mundial así como sus antecedentes para obtener entendimiento y rumbos de acción para el desarrollo del sector.
  • Analizar la configuración, funcionamiento, uso y beneficio de las BCG.
  • Presentar el modelo actual del sector de BCG y su instalación analizando el caso de Estados Unidos y Canadá y sus asociaciones, compañías, profesionales e instaladores.
  • Planteamiento de un laboratorio para el estudio y formación de técnicos instaladores certificados de sistemas de BCG. Dicho laboratorio contiene el diseño de una sala de explosión permanente y un módulo itinerante para la difusión de la tecnología.
  • Exponer la propuesta a detalle del modelo de integración para el desarrollo un organismo capaz de instalar sistemas BCG.
  • Presentación del diseño de un sistema de paneles modulares de techo radiante para distribución de enfriamiento y de un sistema modular de piso radiante para la distribución de calentamiento.

Diseño, desarrollo y caracterización a detalle de un sistema de deshidratación de alimentos, con la calidad requerida por la industria alimentaria, con calor residual de campos geotérmicos

Número de proyecto

P27

Título de proyecto

Diseño, desarrollo y caracterización a detalle de un sistema de deshidratación de alimentos, con la calidad requerida por la industria alimentaria, con calor residual de campos geotérmicos

Tipo de proyecto

Estratégico

Línea de investigación

Usos directos del calor geotérmico

Responsable de proyecto

Julio Vargas Medina

Institución

Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, UMSNH

Instituciones y/o empresas asociadas

BioRenaces Mex S.A. de C.V.

Antecedentes y justificación

El uso directo de calor geotérmico para el secado o deshidratación de alimentos, ha sido una aplicación extendida a lo largo de todo el mundo. Por ejemplo, para el año 2000 en Georgia se reportaba una capacidad instalada de 276.2 MWt (Bauchidze, 2000). En el año 2007 para Brazil se reportaba un capacidad instalada de 4MWt, se reportaba su uso en el Salvador para secado de granos y frutas sin especificar la cantidad instalada. En Amatitlán Guatemala en el 2007 se reportó una planta de deshidratación frutas y concreto, con una capacidad de 200MWt. En Nueva Zelanda la capacidad instalada para sistemas de deshidratación con calor geotérmico era de apenas de 35MWt, es decir el apenas el 10% de la capacidad instalada en aplicaciones de uso directo de calor geotérmico en 2004. En Filipinas en el 2007 también, se reportó una capacidad instalada de 1.6MWt para secado con calor geotérmico. En Rusia en el 2005, apenas el 1% de la capacidad instalada para usos directos se destinaba al secado agrícola, igual que en Arabia Saudita. En el 2007 Estados Unidos reportaba una capacidad instalada de apenas 36MWt para aplicaciones de deshidratación de productos agrícolas. (WEC, 2007).

En el 2010, trece países reportaron el uso de calor geotérmico para la deshidratación de granos, vegetales y frutas compararado con los 15 que habían reportado esta aplicación en el 2005. Los productos deshidratados incluían algas (Islandia), cebolla (USA), arroz y otros cereales (Serbia), fruta (El Salvador, Guatemala y México), alfalfa (Nueva Zelanda), copra de coco (Filipinas). Madera ( Mexico, Nueva Zelanda y Rumania). Con un capacidad instalada total de 125MWt y 1635TJ/año utilizados en el 2010, significaba un decrecimiento repecto al 2005, debido al cierre de la planta de deshidratación de cebolla en Nevada, USA. Estos 125MWt representa apenas el 0.4% de la capacidad instalada para aplicaciones de uso directo de calor geotérmico (Lund, 2010).

El bajo porcentaje capacidad instalada para deshidratación en comparación con otros usos de calor geotérmico, puede tener, desde la perspectiva de mercado, dos causas posibles: la tecnología actualmente desarrollada no es atractiva para la industria alimentaria, o la demanda en la industria alimentaria para este tipo de aplicaciones de muy baja. Más adelante demostramos, que sólo para México, la demanda de energía para deshidratación de alimentos asciende a por lo menos 5628TJ/año.

Por lo tanto, inferimos que la tecnología que se ha desarrollado actualmente no es atractiva para la industria alimentaria. En nuestra opinión, el diseño de los sistemas de aprovechamiento del calor geotérmico para la deshidratación de productos agrícolas, no ha sido realizado con las características necesarias para conservar al máximo la calidad de los alimentos. En todo caso, han sido diseñados pensando en controlar temperaturas mediante intercambiadores de calor, sin considerar otras variables de fundamental importancia ni su acoplamiento con el proceso de deshidratación.

Por ejemplo, la configuración de la planta de deshidratación de cebolla que durante mucho tiempo operó en Nevada, USA, estaba diseñada para hacer pasar la cebolla por tres fases: la primera a una temperatura 190°F (88°C), luego a una temperatura de entre 170°F y 155°F (76°C y 68°C) y finalmente una temperatura de 120°F (49°C). (Lund, 1982). En este caso, desde el punto de vista de cinética de deshidratación y requerimientos energéticos, resulta muy extraño que la primera temperatura sea tan alta, porque muchas propiedades alimenticias se pierden. Tampoco está claro que esa secuencia de temperaturas sea la correcta en términos de requerimiento energético para el proceso.

Por otro lado, para la industria alimenticia, la calidad de los alimentos es sin duda uno de los parámetros más importantes para decidir la adopción de una tecnología. Por esta razón, es indispensable, generar un paquete tecnológico que permita deshidratar alimentos con calor geotérmico residual que conserve de manera óptima las propiedades bromatológicas y organolépticas.

Adicionalmente, México, es uno de los principales productores en el mundo de frutas y verduras. Sin embargo, se estima que cerca del 40% de la producción hortofrutícola en el país se pierde por diferentes causas, relacionadas con la falta de capital, con la debilidad de los canales de comercialización y distribución, y por la falta de tecnologías postcosecha y que permitan dar valor agregado a los productos agrícolas.

En este trabajo, se han elegido los productos agrícolas de mayor valor económico producidos en México, con la condición de que una vez deshidratados puedan tener un mercado atractivo a nivel nacional e internacional. En la siguiente tabla se muestran los resultados de esta selección.

 

Considerando que el 40% de esta producción debe ser industrializada o se perderá, se tiene un potencial de 6,462,054 ton al año que deben ser procesadas para aumentar su vida de anaquel. Sin embargo, dado que la deshidratación es solo una opción más de industrialización, se estima que el 20% puede ser deshidratado, resultando en la necesidad de deshidratar un total de 1,292,411 ton al año, solamente de los productos elegidos. De acuerdo con nuestro análisis preliminar, la cantidad de energía requerida para deshidratar este volumen de producto asciende a 5628TJ/año.

Por otro lado, estos cultivos están dispersos en más de 1 millón 100 mil hectáreas a lo largo del país, lo que permite ampliar las posibilidades de que una importante fracción de esta producción pueda ser deshidratada a través de calor geotérmico.

Objetivos y metas

Diseñar, desarrollar y caracterizar a detalle de un sistema de deshidratación de alimentos con calor residual de campos geotérmicos que cumpla con los requerimientos de calidad de la industria alimentaria mundial.

Metas

  • Diseñar a detalle una planta piloto de deshidratación con calor geotérmico, con capacidad máxima de 2.7 ton de producto fresco por carga, a partir de la determinación de condiciones óptimas y parámetros relevantes de deshidratación, para los 10 productos agrícolas más importantes del país.
  • Construir y poner a punto la planta piloto de deshidratación de alimentos con calor geotérmico, asegurando que alcance los niveles deseados de funcionamiento para los parámetros físicos relevantes previamente determinados; así como con las condiciones requeridas de inocuidad.
  • Realizar corrida piloto de 10 productos agrícolas (aguacate, chile verde, tomate rojo (jitomate), limón, plátano, naranja, mango, zarzamora, papaya, fresa) en la planta de deshidratación con calor geotérmico.
  • Lograr el registro de por lo menos cuatro figuras de propiedad industrial como resultado del proyecto.
  • Desarrollar un plan de negocios e innovación incorporando los resultados obtenidos de la planta piloto de deshidratación con calor geotérmico.

Desarrollo de un sistema para la generación de clima controlado a partir del intercambio de calor con el subsuelo y el aprovechamiento de la inercia térmica de la corteza terrestre, con aplicaciones en complejos industriales, comerciales, públicos y domés

Número de proyecto

P30

Título de proyecto

Desarrollo de un sistema para la generación de clima controlado a partir del intercambio de calor con el subsuelo y el aprovechamiento de la inercia térmica de la corteza terrestre, con aplicaciones en complejos industriales, comerciales, públicos y domésticos

Tipo de proyecto

Estratégico

Línea de investigación

Usos directos del calor geotérmico

Responsable de proyecto

Crisanto Mendoza Covarrubias

Institución

Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, UMSNH

Instituciones y/o empresas asociadas

Prados Camelinas, S.A. de C.V.

Antecedentes y justificación

Los antecedentes en el desarrollo del modelo propuesto se describen a partir de tres componentes tecnológicos que integran el proceso de clima controlado. El proceso integral de generación de clima controlado mediante el intercambio de calor con el subsuelo se compone de tres elementos:

  • Un intercambiador de calor que se coloca en el subsuelo, siendo el medio para que la corteza terrestre sirva como sumidero o fuente de calor.
  • Un sistema de generación de clima controlado que transfiere la temperatura del subsuelo al medio ambiente, utilizando agua como medio de transporte.
  • Un sistema de distribución de aire que acondiciona el espacio en el cual se pretende generar un ambiente de clima controlado.

La evolución del proceso integral de generación de clima controlado a nivel se describe a continuación:

  • La tecnología de generación de clima controlado presenta una tendencia de crecimiento acelerado en su desarrollo y aplicación en Europa, China y Estados Unidos principalmente, que incluso ha superado las aplicaciones geotérmicas para la generación de electricidad, como lo muestra la Tabla 5-1.
  • Esta tecnología compite favorablemente con la tecnología convencional de aire acondicionado (HVAC), ofreciendo la ventaja de que la generación de clima controlado no solo provee aire acondicionado durante la época de calor como los HVAC, sino que además suministra aire caliente durante el invierno. Adicional a lo anterior, el consumo eléctrico de la generación de clima controlado geotérmica puede llevar a ser inferior en un 25 a 50% comparado con los equipos convencionales de baja eficiencia.
  • A pesar de que México ocupa el cuarto lugar mundial en aprovechamiento geotérmico para generar electricidad como se observa en la Tabla 5-1, en aplicaciones directas como la generación de clima controlado, no se ha desarrollado anteriormente ningún proyecto en el país. Esto deriva en que el mercado para aplicación de esta tecnología sea extenso e inexplorado.
Producción de electricidad geotérmica (2010) Usos directos geotérmicos (2010)
País GWHe/año País GWHt/Año
Estados Unidos 16 603 China 20 932
Filipinas 10 311 Estados Unidos 15 710
Indonesia 9 600 Suecia 12 585
México 7 047 Turquía 10 247
Italia 5 520 Japón 7 139

Tabla 5-1 [1]. Principal capacidad geotérmica instalada en el mundo en generación eléctrica y usos directos.

50% de las aplicaciones de usos directos de la energía geotérmica corresponden a generación de clima controlado.

El proyecto planteado en este documento por la Universidad Michoacana en vinculación con Prados Camelinas S.A. de C.V. consiste en diseñar e implementar con éxito un modelo físico (prototipo) de generación de clima controlado basado en el intercambio de calor con el subsuelo, integrando para ello la tecnología de sistema de generación de clima controlado y sistemas de distribución de aire con un intercambiador de calor innovador adaptado a las condiciones del subsuelo nacional.

Para lograr el objetivo del proyecto, se requiere la inversión de capital financiero y capital humano en investigación y desarrollo tecnológico para la generación de un prototipo eficiente en el aprovechamiento de los recursos de energía renovable.

El proyecto tendrá como consecuencia la formación especializada de capital humano, la aplicación amplia del nuevo modelo desarrollado y la generación de un acervo tecnológico que incluya los conocimientos necesarios el diseño e implementación de un prototipo con tecnología mexicana. El proyecto será detonante de un mercado y una industria generadora de empleos directos e indirectos a través de la creación de una nueva cadena de valor en el país.

Los beneficios esperados en el desarrollo de una tecnología nacional que abata costos en el campo de la generación de clima controlado geotérmico y que se aplique ampliamente en el territorio nacional, ya que en todas las partes del país se utiliza de manera prácticamente permanente el aire acondicionado.

Este proyecto, desarrollará tecnología propia y experiencia en la instalación, operación y mantenimiento de estos equipos, lo cual se traduce en una fuente de trabajo importante para generar empleos directos e indirectos en el país. Adicional a este importante beneficio, el uso de las energías renovables en un campo que consume grandes cantidades de energía eléctrica como es el aire acondicionado, permitirá hacer un uso más racional de nuestros recursos energéticos y reducir la emisión de gases efecto invernadero.

Dado que, dos de los tres componentes tecnológicos requeridos para el desarrollo del presente modelo constituyen una tecnología con amplia probada y dominada ampliamente, que se encuentra disponible en el mercado mundial, la factibilidad técnica y financiera del proyecto depende del diseño del intercambiador de calor que sea eficiente y adaptable a las condiciones del subsuelo nacional. Por lo anterior, se considera que existe una amplia probabilidad de éxito con riesgos manejables y controlables en el desarrollo del proyecto.

El mercado nacional y mundial, de aplicación y comercialización actual de la tecnología de generación de clima controlado, se encuentra dominado por tres sistemas:

  • Aire acondicionado de alto vacío (HVAC). Este sistema genera únicamente temperaturas de confort en épocas calurosas, sin proporcionar una solución a la fluctuación del clima en otras épocas del año como lo es el invierno.
  • Sistemas de calefacción convencionales. Estos sistemas utilizan energía calorífica proveniente de una fuente eléctrica o combustible para calentar el aire en épocas de invierno, sin ofrecer una alternativa en épocas calurosas.
  • Sistema de generación de clima controlado. Este sistema proporciona una alternativa para la generación de temperaturas controladas tanto en época de invierno como en época de calor, mediante el consumo de energía eléctrica, gas y/o de un combustible fósil. Los costos operativos del sistema de generación de clima controlado son excesivamente elevados.

La justificación de este proyecto, se detalla a continuación:

Motivación: no existe en el país actualmente, un modelo tecnológico que ofrezca la generación de clima controlado con consumos eléctricos reducidos, y por consecuencia con bajos costos operativos. De acuerdo a estadísticas e información proporcionada por la Universidad Estatal de Oklahoma (EEUU), quien es la autoridad a nivel internacional en tecnología y sistemas de generación de clima controlado y sistema de generación de clima controlado geotérmico, no existen en México investigadores, especialistas, técnicos, contratistas o desarrolladores capacitados/certificados en estas áreas. Este proyecto arrojará, además del primer sistema de generación de clima controlado basado en la tecnología de sistema de generación de clima controlado geotérmico adaptado 100% a condiciones del subsuelo mexicano, la formación de especialistas capaces de profundizar en las aplicaciones de dicho sistema y apoyar el desarrollo de esta tecnología en el país.

[1] Alfonso García Gutiérrez, Ignacio Martínez Estrella. Estado actual del desarrollo de las sistema de generación de clima controlado geotérmicas. XIX Congreso Anual 2011, Asociación Geotérmica Mexicana. Instituto de Investigaciones Eléctricas, Septiembre 2011.

Objetivos y metas

El objetivo del proyecto incluye dos componentes generales:

  1. Desarrollar una tecnología basada en el aprovechamiento del comportamiento térmico del subsuelo como energía renovable, aplicable a un modelo de generación de clima controlado replicable con beneficios a nivel industrial, comercial y doméstico.
  2. Formación de especialistas en el área de generación de clima controlado basado en el aprovechamiento de energías renovables.

Para lograr el objetivo del proyecto, se requiere la inversión de capital financiero y capital humano en investigación y desarrollo tecnológico para la generación de un prototipo eficiente en el aprovechamiento de los recursos de energía renovable.

El objetivo general del proyecto se centra en el diseño e implantación de un sistema de generación de clima controlado a partir del aprovechamiento de energías renovables, el cual se llevará desarrollará en la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y se implementará posteriormente en distintos sitios del subsuelo mexicano, donde se registran climas extremos tanto en el invierno como en el verano.

Los objetivos específicos del proyecto son:

  • Implementar exitosamente la tecnología de generación de clima controlado con intercambio de calor con el subsuelo en terrenos nacionales, verificando la viabilidad técnica y económica, así como el correcto desempeño de la tecnología aplicada.
  • Replicación del modelo tecnológico a lo largo del territorio nacional con el beneficio de ingresos adicionales por concepto de comercialización de bonos de carbono.
  • Promover el aprovechamiento de las energías renovables en el acondicionamiento de espacios, reduciendo los consumos eléctricos y la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera que producen las centrales generadoras de electricidad convencionales.
  • Contar con una plataforma tecnológica que permita la capacitación de personal técnico en las áreas de diseño e instalación de sistemas de generación de clima controlado geotérmico y el aprovechamiento del acervo tecnológico acumulado en el proyecto.

Para alcanzar los objetivos específicos planteados, el proyecto contempla la capacitación de especialistas y la construcción de dos prototipos demostrativos que cumplan con las siguientes funciones:

  • Intercambiador de calor de tipo vertical

    • Definir las propiedades termodinámicas del subsuelo a través de un estudio experimental cuyo resultado permitirá dimensionar el intercambiador de calor vertical, adaptado a las características geológicas del subsuelo en que se instalará el sistema.
    • Diseñar el modelo tecnológico integral, incluyendo la construcción del intercambiador de calor, selección de la bomba de calor y diseño del sistema de distribución de aire.
  • Intercambiador de calor de tipo horizontal

    • Diseñar el sistema completo de manera similar a lo que se realiza en el intercambiador de calor vertical.

El proyecto contempla la evaluación y comparación del comportamiento termodinámico de ambos intercambiadores de calor (vertical y horizontal), así como el análisis de los costos y beneficios asociados a su aplicación.

Número de proyecto

P24

Título de proyecto

Exploración sísmica pasiva y magnetotelúrica en los campos geotérmicos de Volcán Ceboruco y La Caldera de la Primavera

Tipo de proyecto

Estratégico

Línea de investigación

Desarrollo e innovación de técnicas de exploración

Responsable de proyecto

Francisco Javier Núñez Cornú

Institución

Centro de Sismología y Volcanología de Occidente, Universidad de Guadalajara, UDG

Instituciones y/o empresas asociadas

Instituto de Geofísica, Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM

Goethe Universitat Frankfurt am Main, Alemania

Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada, CICESE

Universidad de Granada, España

Universidad de Lisboa, Portugal